Sin categoría

Vuelta a la rutina.

Se acaban las vacaciones, el verano, llega la hora de adaptarse de nuevo al trabajo, a clase, a un horario que nos dificulta o hace nuestros días un poco más estresantes que con el tiempo libre.

Existen diferentes enfoques ante la vuelta a la rutina: podemos actuar de forma más positiva, enfocarnos en encontrar nuevas oportunidades, o podemos bloquearnos, resistirnos al cambio y ver nuestra realidad actual como desbordante.

Algunas situaciones de la vida cotidiana nos pueden resultar estresantes, como un examen, una reunión con el jefe, un evento familiar… sin embargo ese estrés puntual se suele reducir cuando acaba la situación, y si contamos con una buena colección de habilidades y estrategias personales, podremos afrontarlo de manera eficiente.

Pero, ¿qué pasa si ese estrés es tan intenso que nos incapacita, nos limita y nos perjudica en las tareas rutinarias? ¿Qué pasa si comenzamos a sentir mareos, miedos, inseguridades, nauseas, dolores de cabeza, etc?

Existen muchos casos en los que adolescentes que cambian de curso, o ingresan a secundaria; adultos que cambian o vuelven al trabajo tras un periodo de descanso, se empiezan a sentir inquietos, débiles, tristes o apáticos sin saber porqué. En el caso de los adultos es más fácil pedir ayuda y buscar soluciones que mejoren ese estado de ánimo, siendo más difícil de identificar en los menores, ya que ocultan y disfrazan sus emociones e inquietudes con el aislamiento, o conductas agresivas que pueden llegar a ser peligrosas.

Hay numerosas formas de reducir ese malestar tanto en adultos como en menores: no culpabilizarse por lo que está sucediendo, enfocarse en soluciones, elaborar un plan de acción con opciones para conseguir el cambio que necesito, entre otras cosas.

Es recomendable mantener una dieta saludable, que nos aporte la energía que necesitamos, realizar actividad física de forma moderada, practicar técnicas de relajación y mantener siempre la actividad y el contacto social.

¡Si a pesar de realizar estas pautas, resulta difícil mantener la constancia y energía en el día a día, ponte en manos profesionales!

En Alba Martínez, estamos a su disposición para informarte, orientarte y ayudarte a poner en práctica todos los pasos anteriores para conseguir una adaptación completa y un gran bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *